Seguramente has pensado en mudarte o independizarte y dentro de tus opciones está la renta o compra de una casa, pero ¿te has preguntado las ventajas de una y de otra opción?

A continuación, te contamos cuáles son las ventajas y desventajas de las dos opciones, ya sea comprar o rentar alguna propiedad.

Comprar


Ventajas

El valor de la propiedad aumenta y en caso de venderlo tus ganancias serán mayores.

Los recortes en las tasas de interés son para ahorrar dinero en los reembolsos.

Es muy probable que tu propiedad aumente su valor y pueda usarse como una inversión a futuro.

La propiedad será tuya y podrás vivir todo el tiempo que quieras en ella.

Puedes decorarla como tu quieras, tanto adentro como en las áreas de afuera.

Desventajas

Debes considerar el mantenimiento de la casa.

Los reembolsos de tu préstamo hipotecario pueden fluctuar.

Pero pueden ser mayores que la renta que podrías estar pagando.

Rentar


Ventajas

El mantenimiento de la casa o departamento es responsabilidad del propietario.

La renta es fija durante el plazo de contrato que hayas firmado.

Puedes compartir la renta y los pagos serán un poco menores.

Desventajas

Si el valor de la renta aumenta, es probable que tengas que pagar más.

Estas pagando el préstamo de alguien más.

No tienes control de la tenencia del plazo de tu renta.

Las opciones para personalizar son limitadas.

No importa cuál es tu decisión, lo importante es que te sientas cómodo con la casa que compres o rentes. Para más información ponte en contacto con nosotros.