Si estas pensando en adquirir una vivienda o venderla y no sabes por donde empezar, aquí te decimos que es lo principal. Y es que para realizar cualquiera de estas opciones, se necesita un dueño, un comprador y un agente inmobiliario.

Seguramente estarás preguntándote que tan necesario es contratar un agente inmobiliario y si es posible que puedas ahorrarte este paso, pero aquí te decimos cuales son las ventajas de contratar uno, así como las funciones que desempeñará y como te ayudará para comprar o vender tu propiedad.

Los agentes inmobiliarios se encargan de facilitar el proceso de compra-venta de una propiedad mediante el asesoramiento a ambas partes. Es muy probable que no todos conozcan el proceso que se debe llevar a cabo y por eso se pide la ayuda profesional de un agente inmobiliario.

¿Qué hacen los agentes inmobiliarios?


Procesos administrativos:


Cumplir con los requisitos de las notarías

Conocer los derechos de los propietarios y compradores

Conoce la normatividad legal de cada municipio

Redacta los contratos de compra-venta


Procesos comerciales:


Desarrolla estrategias para promocionar las propiedades

Encuentra a clientes potenciales y los lleva hasta la propiedad

Asesora al vendedor

Realiza la oferta inmobiliaria


Procesos de negociación:


Identifica a las personas y sus necesidades

Empatiza con los posibles clientes

Implementa técnicas de venta


De una forma genérica podemos decir que el agente inmobiliario actúa como intermediario para que ambas partes obtengan un beneficio tangible.